Entrad a mi mundo y participar de mi vida.

Entrad a mi mundo y participar de mi vida.
CAMPANILLA

Un pais de nunca jamas

Un pais de nunca jamas
CAMPANILLA

jueves, 20 de octubre de 2011

El amor verdadero

Hoy la he visto, la he visto y me ha mirado, hoy creo en Dios.

Que hermosas palabras de nuestro gran Becquer, Eso es lo que proporciona el amor un gran deseo de creer, de creer en el amor en la suerte de estar vivo, de creer en los demás, incluso en Dios. Miles de versos hablan del amor y miles de personas han amado, ¡pero! ¿hay un único amor? ese amor del que hablamos, el de; para toda la vida, o contigo hasta la eternidad. O por el contrario el amor se consume igual que una vela, dando paso a otro amor y puede ser que a un tercero o cuarto o ¿que sabemos cuantos más?. Esta preparado el corazón para amar cuantas veces se presente la ocasión, ¿o no?, es fiel al amor único y verdadero, ese por el que se dá todo, exigiendo todo. Y hasta la eternidad, ¿puede durar tanto un amor?.
En fin es maravilloso amar eso es lo cierto y ser amado a la vez. Cuando se ama, parece que el mundo es de otro color, todo te parece ebueno y hermoso, pero no hay que olvidar a veces slas ingratitudes que da estar enamorado. Siempre hay uno de los dos que ama más, o al menos de distinta manera, se entrega más al amor, ahi vienen esas ingratitudes. Y si no eres correspondido, es el mayor sufrimiento que puede producir un amor, puede que lo olvides y puede que no y nunca volveras a amar de esa manera que amaste, siempre te quedará un sabaor amargo de aquel amor fustrado. 
                                                                               
Pero a pesar de todo amar es lo más hermoso de la vida. Amar, amar incondicionalmente no os perdais esta maravillosa sensación y si el amor acaba no te lamentes porque acabo, recuerda lo que te hizo sentir mientras duro. 

viernes, 8 de octubre de 2010

ADIOS TRISTEZA


Hemos discutido, como siempre no nos ponemos de acuerdo en las cosas menos importantes de nuestra vida. Somos muy distintos, no pensamos igual, ese es el mayor problema que nos envuelve, tú la entiendes de una manera diferente a mi, pero eso no es lo importante, lo que nos va minando es no razonar a la hora de las discusiones, no nos respetamos las opiniones, perdemos los papeles lo que si es mas que desastroso. Cuando esto ocurre me siento sola y mas ahora en estos momentos de mi vida, momentos difíciles para mi, se que mi camino va a ser pedregoso y que sola lo debo de andar, pero contaba con tu mano amiga, me la ofreciste y pensé que la tendría siempre, pero ¡ah!  me la tiendes cuando las cosas van bien cuando no hay contratiempos, hoy que discutimos ya me fui a agarrar a ella y vi que no estaba, hora tras hora la he echado de menos. La tristeza me envuelve, el llanto acude a mis ojos, tengo que hacer grandes esfuerzos porque no os deis cuenta, estoy deseando que terminen estos días quiero acabar con este fingir interminable que me produce tanta angustia.  Mi único consuelo es el momento de la mañana que voy a la playa solitaria y doy rienda suelta a mis emociones,  río, lloro, canto, grito…. Libero mi congoja. Se que es muy difícil que me entiendas y sobre todo ahora con mi enfermedad no quiero que me lleves la corriente por ello pero si esperare que un día comprendas lo difícil que va a ser vivir conmigo y que yo te necesito en todos los momentos aun cuando discutimos,
Mañana nos vamos espero que pase toda esta pena que me envuelve. Intentare olvidar tu abandono pero lo peor es que se que cuando este desaparezca otro volverá, que por muchas ilusiones que me haga nunca entenderás ni esta enfermedad ni a mi.

jueves, 23 de septiembre de 2010

LOS POLLITOS

CUANDO NACIÓ LUCIA

CUANDO NACIO LUCIA

Esta es la historia de “Cuando nació Lucía”, una niñita preciosa que cambio nuestras vidas. Llego en el momento más inoportuno ¡ó! oportuno no sabría qué decir, pero ha sido un regalo que nos ha mandado el destino.

UNA NOCHE BLANCA
Cuando nació Lucía, el día era frío y desapacible, nevaba y llovía  al mismo tiempo, era un 12 de Febrero cuando recibimos una llamada de teléfono de su madre diciéndonos que la niña ya estaba en camino.
Nos pusimos en marcha hacía Granada, una bonita ciudad en la que nacería. La carretera no estaba en muy óptimas condiciones, pero yo quería estar allí cuando viniera al mundo. Nos habían dicho sus padres, que el parto iba para largo, que por lo menos 24 horas hasta que Lucía pudiera ver la luz del Sol. Pero yo estaba segura de que no, yo también había pasado por lo mismo con su madre y en poco tiempo nació mi hija. Mi marido pensó que llevaban razón y que no deberíamos ponernos en camino hasta el día siguiente, como nos habían recomendado, pero me vio con el fastidio que me quede que al final nos pusimos en marcha, el rezongando y yo segura de hacer lo correcto si queríamos verla nacer. Por el camino le comente, “Lucia no va a esperar 24 horas para conocernos, antes de las 3 de la mañana nacerá igual que su madre”. Curiosa coincidencia su mama nació también una noche de viernes a sábado a las 3 y media de la madrugada.
La carretera no estaba demasiado mal así pues nos animamos a lo largo del camino pensando que no tendríamos ningún problema. Ya llevábamos casi medio camino cuando comenzamos a leer en los luminosos de la carretera las indicaciones y las precauciones que nos recomendaban tomar, pues la carretera por la que teníamos que pasar al parecer tenía problemas de nieve.
¡Pues si! Al final nos pillo la nieve. Un temporal de nieve copiosa y abundante nos sorprendió a unos cincuenta kilómetros de Granada. La angustia nos invadió a mí y a mi marido, ya no solo por lo mal que se transitaba y lo peligroso que era, sino también por la impaciencia de llegar a Granada y estando a tan pocos kilómetros no poder hacerlo. Pero algún coche siempre atrevido se arriesgaba y uno de los que paso nos fue abriendo camino, nos colocamos detrás de él y así pasamos aquel tramo tan desagradable y peligroso.
Ya veíamos Granada al alcance de la mano, mi corazón latía con fuerza y la impaciencia iba ganándome terreno, aunque pretendiera mantenerme tranquila.
Una llamada de teléfono sonó en ese momento en que entrabamos a la circunvalación de la ciudad, era el padre de Lucia que nos decía como iba su nacimiento y que no nos preocupáramos que todo iba bien y como les habían dicho despacio. Yo seguía queriendo llegar lo antes posible.
Ya estábamos cerca del hospital, ¡pero ahí por Dios! Nos equivocamos nos imaginamos que estaría luchando por nacer en la maternidad y no era así. El empleado de la maternidad que nos atendió fue sumamente amable y nos consiguió averiguar dónde estaba dando a luz la mama de Lucia a esta.
Nos apresuramos a ir para donde nos había dicho el amable empleado, con una serie de contratiempos mas que no voy a relatar, pero que nos hicieron atrasar mas el momento de entrar en el Hospital Clínico que era donde debíamos de ir.
Por fin, allí estábamos ya subiendo a la planta donde nos habían indicado estaba el paritorio. Había mucha gente pero no vimos ninguna cara conocida que nos pudiera dar información de cómo iba el proceso. Después de un largo rato, se nos ocurrió preguntar a una enfermera que vimos entrar.
-.Somos los padres de Cristina y venimos desde lejos a ver nacer a nuestra nieta quiere hacernos el favor de decirle a nuestra hija que ya hemos llegado. Dele un beso de nuestra parte.-
La señorita muy amable nos dijo que en cuanto pudiera se enteraría de cómo estaba Cristina y nos lo diría. Después de un rato salió para decirnos:
-.En un momento saldrá el marido de su hija para decirles como va todo.-
Que impaciencia que teníamos, no sabíamos si estar de pie o sentados, si andar o estar quietos, si hablar o callados. Que larga espera.
Al cabo de un rato que se nos hizo interminable, vimos a Robert salir y dirigirse hacia nosotros.
-¿Como esta Cristina? ¿Cómo va todo?.
Su sonrisa nos lo dijo todo. ¡Ya había nacido Lucia!
-¡Ya!... Nos dijo solo eso, pero me abrace a mi marido luego a él y mis lágrimas comenzaron a salir a trompicones en la inmensa alegría que me invadió.
¡Lucia!... Lucia ya había llegado y nosotros también a tiempo de estar allí en el momento en que vio la luz o la noche blanca de su nacimiento.
Esta pequeña Princesa, supo elegir el momento, para que sus abuelos pudieran llegar a verla nacer. Una hermosa noche nevada pero llena de alegría y esperanza en nuestras vidas.

domingo, 19 de septiembre de 2010

SOSPECHA


Sonaba el despertador , eran las 7 de la mañana de un día de primavera que prometía ser precioso. Marla se desperezo, no tenia ganas de levantarse de la cama, no se encontraba con ánimos de empezar aquella jornada en la Residencia en la cual trabajaba, a pesar de contar con un buen ambiente dentro de su grupo de trabajo, ya llevaba un tiempo que le costaba incorporarse cada mañana a su ritmo de vida habitual. Sentía un pequeño temblor en la mano y brazo izquierdos, cosa que la tenía preocupada. Había trabajado con ancianos desde hacía bastante tiempo y conocía los síntomas de algunas enfermedades, temía que pudiera ser una de ellas.




Decidió levantarse y cuando volviera a medio día pedir cita con su doctora y salir de la incertidumbre.


Lo había comentado con su hijo y este le quito importancia, es verdad que ella últimamente estaba un poco alterada, podría ser eso.


Marla era una mujer muy activa y también con mucho carácter y dominio y eso le provocaba a veces un mal estado anímico, al comprobar que a veces dañaba con su actuación a sus seres queridos, con lo que pasaba un mal momento.


Acudió a su trabajo el día como todos fue agotador, en la Residencia había mucho trabajo. Entre sus compañeras y la tarea se paso el tiempo sin sentir.


Llego el final de la jornada y al volver a casa y relajarse volvió a sentir el mismo temblor en el brazo izquierdo que tanto le llamaba la atención. Se decidió y llamo para pedir hora al medico.


Ya tenía la cita, se tranquilizo. Paso el día como todos los días desde hacía muchos años, dedicada a sus quehaceres y a preparar las cosas para el día siguiente acudir otra vez a su trabajo.


El día de la cita del medico la acompaño su marido. Le comento a la doctora con la que tenía ya una gran confianza sus temores, esta la tranquilizo y le comento que podrían ser un montón de otros motivos por los cuales notaba estos síntomas, pero que no creía que fuese nada preocupante. Al insistir Marla en los síntomas que sentía, la doctora ya le aconsejo visitara al neurólogo para que saliera de dudas.


Al día siguiente sin dudarlo Marla pidió cita con una neuróloga de las que le pertenecían y elegida al azar.


Ya tenía la cita, y los síntomas seguían apareciendo en su vida, haciendo que cada vez se preocupara un poco más. A veces se decía para si misma; (que tonta soy cuando valla a la neuróloga me dirá, que no es nada o que es cualquier cosa sin importancia y quedare como una exagerada), pero prefería hacerlo así y salir de dudas.


Llego el día de la cita con la especialista, Marla acudió tranquila pero preocupada y ya casi segura de que algo raro había en ella. Aun así ya en la consulta estuvo a punto de irse y demostrarse a si misma lo absurdo de sus sospechas, pero algo la hizo quedarse y salir de dudas.


La neuróloga era una mujer muy agradable y que inspiraba confianza, cuando Marla la explico el caso, ella muy seguro de si misma la reconoció. la hizo salir al pasillo y la pidió a Pilar que andará por un pasillo relativamente largo lo más deprisa que pudiese. Al volver a entrar su cara no era la misma y Marla intuyo que la respuesta era lo que ella tanto temía.


Todo alrededor parecía que se moviera para Pilar, solo oyó que la doctora le decía, “tómese su tiempo no hay prisa”. Ahí estaba, el temor de Marla se había confirmado. Parkinson.


Las lagrimas acudieron a sus ojos, no quería llorar pero lo hizo, oyó una voz que le decía , “ te haré unas pruebas para confirmar pero ya vamos a ir poniendo medicación pues así vamos adelantando porque estoy segura, pero no te preocupes esos temblores te los vamos a quitar”. Había empleado el tu y en sus ojos se veía un reflejo de lastima. Marla nunca había notado una mirada así hacía ella en ningún momento se su vida.


Salió de la consulta como si al andar flotara, parecía no estar en este mundo. Mas según iba caminando parecía que todo se iba esfumando , las palabras de la doctora parecían lejanas, todo lo que había oído desaparecía de su mente. Ella se encontraba bien lo demás no tenia importancia, un pequeño temblor,¡va! Eso no era nada .


Llego a casa y se puso con sus quehaceres como tantos días mas, su marido llegaba a comer y centro toda su atención en eso, había desaparecido el mal rato que había pasado, era como haber tenido un mal sueño, del que al despertar ya no lo recuerdas.


Llego su marido, le pregunto por lo que le habían dicho. Todo vino otra vez a su mente y estallo en lagrimas, se abrazaron los dos y tuvo el consuelo de la persona con la que había pasado la mayor parte de su vida y nunca la había fallado en los momentos que le había necesitado.


Vamos a salir adelante le dijo y su espíritu lo sitio así y se propuso hacerlo de la mano de el.


Continuo con su rutina diaria, se levanto a las 7 de la mañana y fue a trabajar como lo había hecho durante los últimos años. Eso le ayudaría el ritmo del trabajo no le permitiría pensar. Se lo tenía que contar a sus compañeras, allí todo se contaba lo bueno y lo malo, pero no se encontraba con fuerzas para decirlo, sabía que se echaría a llorar y no quería.


A las 9 de la mañana se desayunaba, se juntaba todo el grupo de compañeras y se dialogaba, allí se reía si había algo de que reírse o por el contrarío también si había algún problema todas sufrían con la que lo tenía. Marla decidió decírselo a la mejor de sus compañeras a la que tenía un gran cariño y que era reciproco. Habían comenzado juntas a trabajar en la residencia y habían congeniado desde el principio.


Se lo dijo y le pidió que lo comunicase ella al resto del grupo. Marla salió del comedor donde desayunaban, pues no quería llorar, debía tener la fortaleza necesaria para afrontar la situación frente a todo y ante todos.


Cuando entro, pues ya era la hora de comenzar a dar los desayunos, se dio cuenta de que su fiel compañera había cumplido su encargo, por las expresiones del resto lo pudo adivinar, no pudo cumplir su propósito y unas lagrimas cayeron de sus ojos. La reacción de sus compañeras, mas bien amigas ya fue un estimulo para ella, todas respondieron dándole su apoyo y animándola.


Se lo comunico a sus hijos los que por supuesto respondieron como ella había supuesto brindándole todo su apoyo y animándola a pelear contra este buen señor que se había asentado a su lado sin que nadie pudiera echarle. Así se planteo Marla su vida, a partir de ahora había que llevar siempre detrás a un acompañante indeseado.


Y día tras día Marla fue superando, o mas bien aceptando ese cambio en su vida. Comenzó a tomar la medicación que le habían prescrito y de momento su rutina no se vio alterada. Continuo con su trabajo, esto le ayudaba, de momento el ritmo de su trabajo no se vio alterado no tenia demasiados síntomas para que le afectase, además la medicación le ayudaba.


Pero, como siempre hay algo que falla el tratamiento la hacía que su comportamiento se viera alterado.
Le entraba sueño a veces y sin embargo dormía poco, pero iba llevándolo bastante bien, la música le ayudaba con el ritmo a moverse y asi fueron transcurriendo los meses.


Pero Marla sabía que solo era una tregua que el Sr. Parkinson le concedía y empezó a prepararse para la pelea que habría de mantener con él y no tardando mucho. Lo haría por ella por su marido y por sus hijos pero sabía lo duro que sería, volvieron a saltárseles las lagrimas y ya supo que esas lagrimas siempre la acompañarían como fieles amigas que podrían consolarla.

martes, 17 de agosto de 2010

MI INFANCIA

Era justo la medianoche, de un día del mes de agosto. Me encontraba en el porche de la casita que hacía años habíamos comprado en un pueblecito de playa, había sido un día desagradable pues la tormenta que había caído a primera hora de la mañana, había dejado un día nublado y frio. La playa había estado todo el día vacía, algún que otro veraneante paseando por ella un poco obligado por hacer algo uno de los días de sus vacaciones y no quedarse en casa. Como muchas noches me puse al ordenador y comencé a escribir con desgana, habíamos estado dando un paseo por la tarde, lo mismo que los demás para cumplir con la costumbre de todos los días. Seguí escribiendo, no conseguía centrarme en lo que escribía, deje el ordenador y me senté tranquilamente en una hamaca, ya escribiría mañana.
No había pasado ni un minuto, cuando sentí que a mi espalda algo se movía, volví la cabeza y no había nadie, no hice mucho caso a lo que había creído sentir. Poco rato más tarde, volví a sentir el mismo roce a mis espaldas, me levante para mirar a ver si veía algo, pude comprobar que no había nadie ni nada. Cuando de nuevo fui a sentarme en la hamaca, alguien estaba sentado en mi lugar. Me asuste y di un paso atrás, en mi hamaca había una niña que creí conocer. Haciendo un esfuerzo la pregunte, ¿Quién eres pequeña”. La niña me contesto, “Me llamo María y vivo aquí, pensé eso no puede ser, yo también vivo aquí y no recuerdo que aquí viva nadie excepto mi marido y  yo. La niña callo pero una sonrisa se dibujo en su rostro. Yo insistí, pero ella seguía callada esbozando una sonrisa. Yo ya un poco cansada por el juego de esa pequeña criatura le dije: “Anda pequeña márchate a tu casa que tus papas estarán preocupados”, ella se levanto de la hamaca muy despacito y me contesto: “De acuerdo hare lo que me dices” y se dirigió a la puerta de entrada de mi casa. Mi sorpresa fue grande cuando la vi entrar sin meter la llave en la cerradura de la puerta que yo había cerrado cuando había salido. Entre detrás de ella en mi casa y lo que vi me dejo perpleja.
El interior de la casa ya no estaba como yo lo tenía, todo había cambiado, aparecía un gran salón con una gran mesa en el medio donde había unos utensilios de trabajo, como los que mi padre usaba cuando preparaba pastillas de mantequilla para distribuirlas a las tiendas, que era a lo que se dedicaba, entre más dentro y me dirigí a la puerta de la derecha, allí había una gran cama niquelada, como la que tenían mis padres cuando yo era pequeña, una niñita estaba dormida en una cuna plácidamente, tendría unos seis años menos que yo y se parecía a mi hermana. Retrocedí y pase a otra habitación que parecía una cocina con una pila de piedra y un grifo muy alto y antiguo, en un rincón había una sillita de asiento de paja, me senté en ella y a pesar de lo pequeña que era vi que me sentía muy cómoda como si estuviera hecha a mi medida. Me quede allí sentada un buen rato, la niña apareció de pronto con un conejito blanco en brazos, detrás de ella iba su padre, ¡¡No podía ser!! Era mi padre el hombre que apareció. Intentaba convencer de la mejor manera a la niña para que le diera el conejito, la niña lloraba y abrazaba al conejo, al final el padre pudo hacerse con el intentando consolar a la niña por llevárselo.
Comencé a llorar desconsoladamente junto con la pequeña, las dos llorábamos por el mismo conejo. Mi conejo blanco que un día tuvo que ser sacrificado, porque para eso lo habían llevado a mi casa para servir de manjar un día cualquiera en la mesa. Había sido mi compañero y amigo hasta que creció.
Comprendí en un momento, quien era la niña, María se llamaba igual que yo y María lloró por su conejo igual que yo, María tenía una sillita igual que yo y su padre era mi padre. Mi infancia era María, la infancia que en algún momento viene a mi recuerdo con añoranza de lo bueno y lo malo, pero que fue mi añorada infancia.
                                                       

lunes, 9 de agosto de 2010

BIENVENIDA JUANI

GRAN MUJER
Hoy es un alegre día, cuando me levanto compruebo que ha salido un Sol radiante,  salgo a la calle a caminar disfrutando del hermoso día con el que me he encontrado, me gusta que me saluden los que me conocen y les devuelvo el saludo feliz de poder hacerlo, sigo mi camino contenta voy pensando y recordando toda la gente que he tenido la oportunidad de conocer y compartir tantas cosas solo por el hecho de tener Parkinson. “Si solo por eso” me parece ahora tan insignificante esa enfermedad, me parece vivir un sueño del que voy a despertar, sin embargo puedo borrar de mi mente todo lo que me hace sentirme desgraciada pero no puedo no quiero borrar ni perder a las personas que he tenido la oportunidad de conocer en estos últimos años. Mi vida ha sido enriquecida considerablemente y hoy puedo decir que soy feliz, mucho más que antes y todo es debido a todos los que habéis entrado en mi vida.
Hoy es un alegre día, si muy alegre, y todo te lo debo a ti “JUANI”, si a ti Juani Dueñas, que sin que nos conozcamos ha surgido entre nosotras una corriente de afecto más grande que la del mayor rio. Hoy se que has superado otro bache y eso es lo que hace que mi día aun estando nublado sea alegre y soleado, gracias Juani por darme esta alegría, gracias Juani por sentirte siempre a mi lado, gracias Juani por luchar por tu vida y por la mía a la vez y gracias Juani por la gran mujer que eres. Mi corazón se abre para darte la bienvenida por otra carrera más ejecutada y llegado a la meta con éxito. No hay premio en esta competición, el premio nos lo estas dando tu a nosotros  con tu interés y tu amistad.




 JUANI DUEÑAS
Hoy he salido a la calle
vi salir un Sol radiante
aún siendo un día nublado
mi corazón rebosante
la felicidad he hallado.

Hoy he salido a la calle
feliz iba caminando
pensando por que sería
un sentimiento tan grato
que hace sentirme tan bien.

Y en la calle paseando
por fin pude darme cuenta
de que mi felicidad
procedía de una amiga
que ha su casa ha llegado.

Y volviendo de la calle
en mi amiga he pensado
que por eso estoy dichosa
pues puede sentirse así
quien amiga así encontró.

Y entrando ya de la calle
en mi casa descansando
me puse a escribir un verso
que te exprese mi alegría
por salir de este mal paso.

Y hoy Saliendo a la calle
disfrutando de este día
feliz al tenerte de amiga
Juani Dueñas es un premio
que tu amistad me hayas dado.
                             Gumiel, 08/08/2010





miércoles, 21 de julio de 2010

ME HE VUELTO A EQUIVOCAR


Hoy he vuelto a decirtelo, pero tu no me escuchas, he vuelto ha recordarte lo mismo de siempre, pero no atiendes mis recomendaciones. Que paso entre nosotros, no quieres hacerme caso no me miras cuando te hablo, parece que mis palabras son papelillos que salen volando segun van cayendo de mi boca y el viento se los lleva para acabar arremolinados en un rincón de la calle, hasta que un barrendero opte por recogerlos tirandolos a la basura. Mis palabras no significan nada para ti, si te cuento como pase el día, no parece importarte, aunque me digas que si.
Hoy he vuelto al pasado, a aquel pasado en que la simbiosis hacia que tu y yo fuesemos uno solo, donde permaneciamos en un mismo alambre haciendo los dos el mismo equilibrio, y si uno se tambaleaba el otro le agarraba de la mano para que no cayera, juntos llegabamos al otro lado del abismo, juntos pisabamos tierra firme.
Hoy he vuelto a llorar, por ti por mi por nuestra vida juntos, por nuestros hijos, por el amor que se ha estinguido. Como pudo suceder si no concebiamos vivir el uno sin el otro, como puede acabar un amor tan intenso, como puede acabar el cariño en tan poco tiempo, porque no es demasiado 40 años para gastar el amor que nos teniamos, ¿como hemos podido perderlo?, ¿como hemos podido malgastarlo así?. Un día te vi serio y no le dí importancia, otro me chillaste tampoco se la di, más un tercero cuando vi en tus ojos esa mirada hacia mi, me dio miedo, miedo de que pasara lo que te estoy contando. Siempre te dije que nuestro amor no podia acabar, "me equivoque" perdoname por esa equivocación yo tambien te perdonare a ti por lo mismo, tu también te equivocaste cuando me decias que me querrias siempre, que no podias estar sin mi que toda tu vida giraba en mi entorno. Dejalo, no me digas nada, no sabras que decirme, asi pues dejalo asi, pensare que nada de esto es real y que me he vuelto a equivocar otra vez.

domingo, 18 de julio de 2010

REFLEXIÓN


hoy me puse a pensar y pensanhoy me puse a pensar y pensando, pense que no pensaba en que pensaría cuando me pusiera a pens
Hoy me puse a soñar y soñando soñe que no soñaria cuando me pusiese a soñar.

Hoy me puse a cantara por lo que pense, por lo que soñe, por lo que hubiera podido y podré cantar y por lo que hubiese podido y podré soñar.

Los sueños son pensamientos almacenados durante las horas vividas, que se van pensando y cantando por el camino de los sueños

do, pense que no pensaba en que pensaría cuando me pusiera a pensar.

hoy me puse a soñar y soñando soñe que no soñaria cuando me pusiese a soñar.

Hoy me puse a cantara por lo que pense, por lo que soñe, por lo que hubiera podido y podré cantar y por lo que hubiese podido y podré soñar.

Los sueños son pensamientos almacenados durante las horas vividas, que se van pensando y cantando por el camino de los sueños

jueves, 15 de julio de 2010

UN DIA INOLVIDABLE

UN DIA INOLVIDABLE

En la vida hay momentos que no se pueden dejar pasar, gracias querida Evi por el dia tan maravilloso que me hiciste pasar, ese cariño que me demostraste va ha quedar grabado en mi durante mucho tiempo, tambien a Pedro que es un tio estupendo. La amistad es algo que te reporta una gran satisfacción, dicen que encontrar un amigo es como encontrar un tesoro y creo que lleva razón quien lo dijo, tu amistad es como un gran tesoro que quiero conservar, me siento privilegiada de haberlo encontrado. El día se me paso tan rápido que ahora estoy aqui escribiendo esto y vienen a mi memoria los momentos vividos y vuelvo a saborearlos con deleite. Me olvide de mi acompañante el Sr. PK lo deje olvidado abajo de la cuesta y subi a tu lado feliz, desde hacia mucho tiempo no me habia desprendido asi de mi compañero habitual, al que llevo a todas partes con un gran esfuerzo, aunque mi movilidad seguia siendo limitada dejo de preocuparme, no me importaba ya porque estaba tan a gusto que solo me preocupaba el momento de la despedida que se iba acercando. Los recuerdos que han dejado en mi ese día los tendre guardaditos durante mucho tiempo. Un beso querida amiga.
Los amigos si los eliges bien podran proporcionarte muchos buenos momentos, y son una de las cosas que nadie nos impone lo decidimos nosotros, por eso hay que saber elegir.

domingo, 7 de junio de 2009

PECADO

Los pecados cometidos
Mira, piénsalo bien
Nunca serán pecados
Si es por estar contigo
Actuó como no quiero
Digo cosas que aborrezco
Lloro cuando no debiera
Y rió sin querer hacerlo
Y todo lo hago por ti
Por ganar tu amor eterno
Más tú, frívola, altanera
Desdeñas así el intento
Te muestras distante
Cuando te me acerco
Queriendo decirte
Todo lo que siento
Tu siempre orgullosa
Vas dándome celos
Cuando a otro que llega
Le ofreces tus besos
Los que yo pretendo
Que sean solo míos
Que cada mañana
Conmigo amanezcas
Expresarte que te quiero
Que ya se que es pecado
Sentir este amor si freno
Pecado querer tenerte
Para siempre a mi lado
Pecado querer tus besos
Solo míos encerrados
En esa jaula de amor
Que también es un pecado








viernes, 29 de mayo de 2009

RISAS

Dicen que la mejor medicina para cualquier mal es la risa, deberiamos reirnos unas trescientas veces al día por lo menos, si son mas mucho mejor, la risa nos da un optimismo que no lo alcanzamos con nada igual, probar a reir por reír y ya vereis que despues parece que se ha quitado un peso de encima y te encuentras mas ligera y contenta, los problemas parece que se han disuelto en la nada, hasta los que tienes a tu alrededor perciben esa sensación y como en este video la risa se contagia, expresas risa y recibes risas. No sera esto mucho mejor que llorar cuando nos viene una situación adversa, si tienes algún problema ríe, en estado depresivo ríe, rie ante toddo no saques lagrimas de tu interior, te va a dar lo mismo por eso no se va a solucionar tu problema, lo pasas mal sin necesidad,los hechos hay que afrontarlos y buscar soluciones y no llorar antes de que ocurran. Hay qe ver que cuerpo se te queda cuando cojes un sofocón, los ojos escuecen, duele la cabeza, te tiembla todo el cuerpo y no se va en seguida , que va, permanece este estado varias horas, sin emgargo la risa cuando paras te encuentras como cuando empezaste igual, ¡No! hemos dicho que mejor. Si sufres por algo rie que te va a dar igual y tu mente y cuerpo lo ganan, y si eres feliz ríe tambien que para eso sirve la risa para expresar la felicidad. Ríe, ríe, ríe.........que es mejor reir que llorar.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Una mujer desnuda

EL ALBA

No dejo de añorar
Lo que tuvimos
En un instante
Lo perdimos
No dejo de pensar
En esos días
Que entre sabanas
De luna y roció
Nuestros cuerpos
Vibraban al unísono
Por el tibio cristal
De la ventana
Unos rayos de sol
Discretos resbalaban

Y nosotros fundidos
En un cálido abrazo
Viendo llegar el alba

EP

El mal de Parkinson fue identificado por el cirujano y paleontólogo James Parkinson hace ya casi 200 años, pero desde entonces no ha podido determinarse el origen de la enfermedad, que afecta a 90.000 personas en España. El aumento de la esperanza de vida acrecentará estas cifras, porque la patología afecta a una de cada 50 personas mayores de 65 años.


UNIVERSO

UNIVERSO
gumiel

Teoría de como se formó la TIERRA


La teoría del Big Bang explica cómo se formó.
Dice que hace unos 15.000 millones de años la materia tenía una densidad y una temperatura infinitas. Hubo una explosión violenta y, desde entonces, el universo va perdiendo densidad y temperatura.El Big Bang es una singularidad, una excepción que no pueden explicar las leyes de la física. Podemos saber qué pasó desde el primer instante, pero el momento y tamaño cero todavía no tienen explicación científica



La Tierra


Nuestra posición
Nuestro mundo, la Tierra, es minúsculo comparado con el Universo. Formamos parte del Sistema Solar, perdido en un brazo de una galaxia que tiene 100.000 millones de estrellas, pero sólo es una entre los centenares de miles de millones de galaxias que forman el Universo.

La Tierra

La Tierra
gumiel

VOLAR, VOLAR......

Os invito a entrar en el Pais de Nunca Jamas, donde hareis realidad vuestros sueños, al igual que los Niños Perdidos vivireis aventuras emocionantes al lado de Peter Pan, dejaros llevar por la fantasia. Wendy dudaba de su existencia y pudo comprobar que alli estaba cuando Peter vino a buscarla y junto con sus hermanos volo al pais de ensueño.¡Volar!... al pais donde todo es posible y vivir un sueño inolvidable. CAMPANILLA